Los Rosario aún no creen que han sido estafados…

a Oficina de Atención Permanente de la Fiscalía del Distrito Nacional conoce en estos momentos la solicitud de medida de coerción en contra Miguel D’ Oleo Montero e Hilario Amparo, vinculados junto al abogado Johnny Portorreal en un presunto entramado que desfalcó a 284 personas bajo la promesa de gestionarle el cobro de una supuesta herencia.

Desde tempranas horas de este lunes, decenas de personas se han aglomerado en los pasillos del edificio judicial, enfurecidas con el manejo que le ha dado el Ministerio Público y la fiscal Rosalba Ramos a este caso.

Están de acuerdo con los apresamientos y con que la Justicia aprese a Portorreal lo más pronto posible, sin embargo, les moleta la tipificación que le ha dado el Ministerio Público: Estafa.

“Nosotros no hemos puesto querella como estafa, nosotros pusimos una denuncia para que Portorreal presente la prueba que tiene… ¡nosotros no somos estafados porque la herencia existe!”, exclamó un señor que ansía recibir la parte que según él, le corresponde por ser un Rosario.

“Se está dañando el proceso con las acusaciones que la Fiscalía está haciendo, nosotros somos los dueños de la querella, tú no puedes imponerme la postura que tengo ante la persona que demando, tú no puedes modificar ni cambiar el acápite que yo utilizo para acusar a ese señor”, expresó José Lebrón en representación de los manifestantes.

Lebrón precisó que la denuncia interpuesta contra Portorreal, es por asociación de malhechores y abuso de confianza: “El término de estafa no va en el fondo”, sostuvo.

Related Posts