Demandamos que Medio Ambiente cumpla con sentencia que ordena traslado de empresa recicladora de baterías.

Pobladores de Haina protestaron hoy frente a la sede del Ministerio de Medio Ambiente para reclamar que se aplique una sentencia, que supuestamente prohíbe la operación de una empresa de baterías que contamina con plomo.

Los manifestantes, la mayoría del barrio Los Desamparados, se colocaron frente a la entrada del edificio y pancartas en manos demandaron el traslado de la empresa Verde Eco Reciclaje Industrial (VERI S.A.).

Hubo presencia policial y militar, pero ninguna persona apresada, se trató de una protesta pacífica. Los pobladores organizados en juntas de vecinos dijeron que Medio Ambiente “debe actuar ya” para detener las operaciones de la empresa recicladora de baterías, VERI S.A., la que aseguran “ha convertido en un infierno la vida de los munícipes de Haina por la radiación del plomo condenándolos a la muerte lenta”.

Mostraron análisis recientes de un laboratorio reconocido con los que se prueban el altos porcentajes de plomo en la sagre en residentes cercanos a la fábrica de hasta un 60 %.

Afirmaron que el Ministerio de Medio Ambiente ordenó una auditoría internacional independiente a las operaciones de VERI en marzo de 2020, que confirmó que la empresa viola los reglamentos de Calidad del Aire, Gestión de Sustancias Peligrosas, Gestión de Baterías de Ácido-Plomo, y de Seguridad y Salud en el Trabajo, además de los parámetros internacionales dispuestos por el Convenio de Basilea y las obligaciones dictaminadas en el Permiso Ambiental que le otorgó en el año 2015.

“Creemos que es responsabilidad de Medio Ambiente ejecutar ya la sentencia No. 003-02-201f-SSEN, del 30 de mayo del 2019 del Tribunal Superior Administrativo (TSA), que dispone el cierre de esa empresa que envenena y contamina”, expresaron.

Desde hace más de tres años los pobladores cercanos a la empresa Verde Eco Reciclaje Industrial (VERI S.A.), mantienen una lucha por el cierre de las operaciones que, según afirman los pobladorea funciona sin la debida protección medioambiental y que afecta la salud “enfermando a los residentes, haciendo difícil y peligrosa la vida en la zona” y que no han sido escuchados por las autoridades medioambientales.

En varias ocasiones la empresa VERI ha informado que no contamina y que aplica en sus operaciones las normas nacionales e internacionales requeridas para ese tipo de trabajo.

FUENTE : DIARIO LIBRE

Related Posts